Desde hace tiempo que el campo viene buscando introducir prácticas sustentables en la producción. Aquí es donde entra la rotación de cultivos que sirve para combatir las malezas en el campo de manera natural y con un costo cero. Es una práctica ideal además para el cuidado del suelo.

Algunos estudios muestran que este tipo de técnica no solamente es económica sino que es muy efectiva. Incluso puede ser más efectiva que los propios herbicidas. Ya de por sí los ensayos han dado como resultado un aproximado del 50% de probabilidades en la eliminación de las malezas. El estudio se refiere a las malezas más frecuentes en Argentina como la Echinocloa y la Amaranthus.

Aquí es donde interviene aquello a lo que ya nos hemos referido también en otros posts y se trata de los cultivos de cobertura, puesto que muchas de estas malezas aprovechan las temperaturas altas para reproducirse, mientras que los cultivos de cobertura al reducir la temperatura también previenen la propagación de las plagas.

Aplicación de herbicidas sectorizados

En general la práctica de plantar cultivos de cobertura y rotar las plantaciones no previene al máximo la aparición de malezas, pero sí para reducir su propagación lo mejor es diseñar un plan integral que contemple todas las variables.

La sectorización por lotes va a permitir hacer un mejor uso de los recursos para reducir las aplicaciones en función de las malezas que ya han sido previamente detectadas en esos lotes.

 En este sentido, la prevención a través de la utilización de un pre-emergente junto con las técnicas de cultivos de cobertura puede llevar casi a la eliminación de las malezas. En definitiva, esta combinación es la mejor técnica para utilizar hasta el día de hoy.

No hay que perder de vista cuando se diseña este tipo de estrategias la incompatibilidad que pueden tener algunos graminicidas con los pre-emergentes. Esto va a derivar en la eficacia final y por ende un resultado que resulte orgánico y que en los años posteriores dé menos trabajo, pues una vez que se controla la aparición de las malezas, si se tiene constancia, es más fácil sostener.