La Mistsubishi L200 es una pickup 4×4 que viene preparada para abordar cualquiera de las superficies y todos los terrenos. Viene directo de Tailandia desde donde se exporta a toda América Latina y a lo largo de los años se ha convertido en un sinónimo de calidad en el sector agropecuario.

Su primera aparición data del año 1978, de allí se quedó siempre variando las configuraciones y actualizándose. Hoy está presente en distintas versiones, con muy variadas configuraciones que se hacen más premium en los apartados de confort, para adaptarse a las circunstancias. Hoy muchas personas buscan este tipo de vehículos no solamente para el trabajo, sino que para el uso cotidiano. Por lo cual, se han ido incorporando elementos de mayor nivel tanto dentro del vehículo como por fuera en el apartado estético.

La caja de la Mitsubishi L200 viene en dos configuraciones, una caja manual de 6 relaciones y una caja automática de 6 marchas. Probablemente en este apartado, la mayoría va a tener que empezar a entregar distintas configuraciones para el 2023 si es que quieren competir con la Ford Ranger, que ya anunció que las versiones de gama media para el año próximo vendrán con cajas automáticas de 10 marchas y un frente robusto con mucha presencia, que es donde el la Mitsubishi L200 hacía la diferencia.

Esto, sumado a la inversión que ya realizó la compañía norteamericana de casis 600 millones de dólares para producir en el mercado local y enviar autos hacia toda la región.

La pickup puede alcanzar una capacidad de remolque de hasta 3 toneladas, algo que la pone en buena altura para competir contra otras marcas y viene con una motorización de 2.2 turbodiésel, con 150 caballos de fuerza y una potencia de toque máximo de 400nM. Lo cierto es que no está nada mal, además al venir desde Tailandia la camioneta tiene que estar apta para sortear los estándares europeos, algo que le suma un plus en materia de seguridad.