El INTA elaboró un sistema para erradicar los piojos en las ovejas. Se trata de un sistema por demás sencillo y está basado en la aspersión, por lo que lo hace también accesible para todos los criadores.

El INTA de Patagones hace tiempo que se dedica a este tipo de investigaciones, sobre todo desde que hace diez años se detectó la trasmisión de varias afecciones que son trasmitidas por los piojos y los parásitos.

En este caso, la mayoría de los remedios resultaron muy pocas veces efectivos o poco prácticos. Además, como se sabe, solamente hace falta un piojo para que la expansión comience en forma desmedida. En general también por la cantidad de lana que tienen las ovejas se hace muy difícil la tarea de control de liendres y de piojos y de desparasitados.

Además, la intención es que cualquier tipo de aplicación no dañe la lana que luego es una materia prima de producción. En general, se deja el tratamiento para luego de que se esquile a las ovejas, donde allí puede visualizarse dónde están anidando los parásitos y los piojos y la lana se puede manipular más fácilmente.

El desarrollo del INTA es simple y de fácil aplicación, se puede utilizar tanto por inmersión como por aspersión. Hay que hacer una aplicación medida y no se trata de hacer cualquier tipo de rociamiento, sino que en un extremo de una manga se coloca al animal para que reciba un baño del mismo producto que actúa con el doble efecto de desparasitar y despiojar.

Si bien en el mercado internacional ya existen productos específicos, en Argentina son difíciles de conseguir y por sobre todo caros. Por eso el trabajo del INTA fue el de desarrollar un módulo de aspersión que pudiera producirse en Argentina y que se activa de una manera manual.

El mecanismo ya fue probado con 4000 animales por el INTA de Río Negro y se comprobó su efectividad realizando varias aplicaciones sostenidas de manera bimensual llegando a una eliminación de piojos y parásitos en la totalidad de las poblaciones en las que fueron aplicados.