Una lista de enfermedades que han afectado a la producción de carne bovina fue difundida por el INTA de Marcos Juárez en su boletín sanitario. A las cuestiones climáticas que afectaron todo el 2021, entre las que se destacan los incendios de Corrientes que devinieron en grandes pérdidas para los productores y criadores del campo, se sumaron también algunas enfermedades que tuvieron afectación sobre el la producción del pasado año.

Las causas que se encontraron fueron varias, entre ellas, la intoxicación con monensina. Es decir, estos casos fueron las malas mezclas del ionoforo en los alimentos, lo que produjeron que se reporte una alta mortalidad, de 21 novillos, en un corral de San Lorenzo, Santa Fé.

Otra de las causas fue la neumonía por aspiración de meconio, en Villa Elisa, Entre Ríos. Esto se produjo en un tambo en el que se detectó que los terneros al nacer morían a los pocos días. A eso se sumó un total de 82 fallecimientos en un corral en Córdoba en el que los animales comenzaron a mostrar una sintomatología que afectaba sus capacidades nerviosas, por lo que les resultaba complejo el control de saliva, tenían mareos, temblores, falta de aire. Una vez más, esto se debió a la mala utilización de urea, que produjo la intoxicación y el desenlace fatal para los animales.

También volvieron afecciones como la sarna, algo que fue detectado en provincias como Córdoba y Santa Fé. Si bien esto se previene mediante la aplicación de lociones, se utilizó un dosaje menor al indicado y eso provocó que las aspersiones y los baños a los que fueron sometidos los animales no sirvieran para la prevención de la enfermedad.

Finalmente, la conclusión del estudio fue, entre otras, que hace falta una mayor capacitación para las personas que suministran las mezclas de los alimentos y las lociones para que estas fallas no se produzcan y afecten a la producción.