La Bolsa de Cereales de Buenos Aires ha dado cuenta que existe un saldo negativo si se toman los nutrientes que se han extraído y los que se han repuesto en total del país.

En este sentido, el trabajo se ha enfocado sobre los niveles de los niveles de aporte y reposición de nitrógeno, fósforo y azufre y si bien no es del todo negativo el asunto puesto que la reposición de nutrientes viene en aumento desde la campaña anterior, todavía no se está llegando a los niveles totales si se toman los valores de todo el país.

Según este informe “en la campaña 2020/21, el balance de nutrientes expresado como porcentaje de reposición fue del 67%, en promedio. Esto quiere decir que por cada 100 kilos de nutrientes extraídos vía cosecha de granos, se repusieron solo 67 kilos cada 100 kilos, vía fertilización, reflejando un balance deficitario a nivel nacional. No obstante, este valor es un 15% superior comparado con la campaña 2019/20”.

En la campaña anterior por cada 100 kilos de nitrógeno se volvieron a reponer a través de la fertilización alrededor de 70 kilos. En realidad, lo que ocurrió es que hubo menos producción, por ende, menos extracción y así no quedó tan desbalanceado.

En lo que se conoce como zona núcleo, se repuso el nitrógeno por valores mayores al 85%, mientras que el norte registró números menores.

El fósforo aumentó si se tiene en cuenta la campaña anterior. La suba se puede estimar en aproximadamente un 10% aunque los valores van en la misma dirección que el nitrógeno, de cada 100 kilos se repusieron 75.

Por último, el azufre es el que más pérdidas ha sufrido, ya que su reposición fue mínima a través de la fertilización. Por cada 100 kilos solamente se han repuesto 28.