En Argentina, los cítricos son el 60% de la producción frutícola de todo el país. Sin embargo, un dato a no perder de vista es que Argentina es el primero exportador de limones del mundo.

De allí que se estén haciendo intentos de eliminar el uso de agroquímicos a través de la reducción de enfermedades en los cítricos en general. Este es el proyecto que está llevando adelante la Facultad de de Agronomía de la UBA junto con el INTA.

Hasta ahora los portainjertos se han visto poco efectivos para combatir enfermedades como la HLB que es la que puede acabar con toda una producción de cítricos.

Durante muchos años se trabajó en la producción de híbridos, aunque su desarrollo conlleva temporalidades muy grandes. Por ello, las tareas ahora se centran en crear resistencia genética a través del empleo de la biotecnología.

Esto ya se ha experimentado en provincia como Tucumán donde la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres produjo plantas que tienen mejores defensas para enfrentar ciertas enfermedades que echan a perder las siembras.

Los principales cítricos que se cultivan en Argentina son: pomelo, mandarina, naranja, limón y lima. La mayoría de los cítricos son híbridos de especies silvestres. En Argentina, los cítricos se cultivan principalmente en las provincias de Tucumán, Salta, Jujuy, La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero y hoy son una gran fuente de ingreso para nuestra economía.