Home Energía solar El futuro de la energía solar

El futuro de la energía solar

Los paneles solares se usan para convertir la luz del sol directa en energía eléctrica. Están compuestos de celdas solares, que a su vez están compuestas de materiales semiconductores, como el silicio. Los electrones en el silicio se mueven cuando están expuestos a la luz del sol, lo que genera un flujo de electricidad.  

Es decir, que los paneles solares se usan para convertir la luz del sol directa en energía eléctrica. Se utilizan en el aprovechamiento de la energía solar fotovoltaica para la obtención de energía eléctrica a partir de la radiación solar.  

En zonas donde la electricidad de red no llega, los paneles solares son una herramienta fundamental para la provisión de energía. En países europeos, la energía solar eléctrica es la más utilizada, pero sus costos aún son altos. La energía solar fotovoltaica es una opción viable para estas zonas, pero requiere de inversiones iniciales costosas.  

En Argentina hoy es posible hoy contar con paneles solares en cualquier espacio. Sobre todo, si se cuenta con espacios grandes y con la cantidad suficiente de paneles solares, estos pueden dar energía a una vivienda, incluso soportar aires acondicionados, calefones eléctricos, etc. En países donde la electricidad es muy cara, como por ejemplo Israel, el uso de paneles solares es extendido. 

En Europa, la energía a través de paneles solares fotovoltaicos llegó a representar el 9% del total de energía renovables eléctrica que se produjo en 2020, aún siendo una fuente relativamente nueva. El director general de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Francesco La Camera, dijo que la energía solar fotovoltaica está “en una fase de expansión sin precedentes”.  

La agencia también apuntó que la energía solar fotovoltaica ha experimentado un aumento del 340% desde 2010, con un total de 470 GW de capacidad instalada a finales de 2020.  

La AIE dijo que las instalaciones de energía solar fotovoltaica crecerán un 20% en 2021 y otro 15% en 2022, lo que supondría aumentar la capacidad total a finales de 2022 a más de 700 GW. El informe de la AIE también apuntó que la energía solar fotovoltaica podría representar una quinta parte de la energía renovables mundial en 2025, ya que el costo de la energía solar fotovoltaica sigue bajando. Por su parte, la energía eólica offshore, que es un tipo de energía renovables en pleno desarrollo, también se espera que tenga un aumento significativo en los próximos años.  

La AIE dijo que el costo de la energía eólica offshore se redujo un 50% en los últimos cinco años y que la capacidad global de energía eólica offshore también puede aumentar en un 500% en 2025. La AIE dijo que la energía eólica offshore representó una pequeña parte del total de energía renovables eléctrica que se produjo en 2020, con solo el 1% del total.  

El informe de la AIE también dijo que el costo de la energía solar fotovoltaica también se ha reducido significativamente en los últimos años, lo que ha impulsado el desarrollo de esta fuente de energía.  

La AIE sostuvo que el costo de la energía solar fotovoltaica se ha reducido un 86% en los últimos cinco años y que el costo de la energía solar fotovoltaica ha caído un 90% en los últimos diez años.